Las Pinturas Rupestres de la Sarga ya son propiedad del pueblo de Alcoy

29/7/2019


La adquisición de los terrenos donde están las pinturas de la Sarga, incluidas en el listado de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, ha sido aprobada por la Junta de Gobierno local esta mañana. Hay que destacar también que los abrigos donde se encuentran las pinturas y los terrenos de acceso también son Bien de Interés Cultural (BIC). La operación también supone, además de la adquisición del territorio donde se encuentran los abrigos y del perímetro de protección, la compra del inmueble conocido como el «Mas de la Cova» donde está prevista la creación de el Centro de Interpretación del Arte Rupestre de la Sarga.

 

La adquisición por parte de la ciudad de esta propiedad supondrá que, sea más fácil el mantenimiento con fondos públicos de este Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, el único que tiene Alcoy. Igualmente, la adquisición de la propiedad también supondrá la mejora de los accesos, una mayor promoción de las pinturas o la ampliación del régimen de visitas guiadas. Se pretende, desde el Ayuntamiento, por un lado, asegurar la protección y el mantenimiento de esta herencia de nuestros antepasados y de otra, poner en valor un bien cultural y turístico de primera magnitud.

 

La propiedad ha sido adquirida por el Ayuntamiento por valor de 256.415,10 euros a cargo de la partida presupuestaria «Adecuación del entorno arqueológico de la Sarga». En total la superficie que pasa a ser de dominio público consta de aproximadamente 44 hectáreas donde se encuentra incluida la finca «Mas de La Cova».

 

La concejal de Patrimonio Histórico, Lorena Zamorano, destaca la importancia de regularizar esta propiedad: «Todos conocemos las dificultades que hemos tenido para poder invertir en las Pinturas Rupestres de la Sarga a causa de ser de propiedad privada. Nos encontramos con el único Patrimonio Inmaterial de la Humanidad declarado por la UNESCO en nuestra ciudad. Unos abrigos únicos, un santuario donde se superponen diferentes manifestaciones pictóricas prehistóricas del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica: Arte macro- esquemático, arte levantino y arte-esquemático. Este yacimiento de arte rupestre pospaleolítico, que tenemos la suerte de tener en Alcoy, es a partir de ahora, propiedad de las alcoyanas y alcoyanos, y por tanto, podemos mejorar su conservación y su promoción cultural y turística».

 

«También es importante destacar la adquisición del «Mas de la Cova», puesto que en esta propiedad es donde tenemos previsto realizar el Centro de Interpretación del Arte Rupestre de la Sarga. Ahora ya podemos poner en marcha todo el proceso para hacer de esta propiedad un centro modelo para que nuestras pinturas rupestres sean, sin duda, el recurso cultural y turístico que, por su importancia y trascendencia, se merecen ser» concluye Zamorano.

 

Hay que destacar que la ciudad de Alcoy cuenta con un total de 23 BICs, tres de ellos de carácter inmaterial, relacionados con festividades, dos de la Navidad Alcoyana: el Betlem de Tirisiti y la Cavalcada de Reis y recientemente, las Fiestas de Moros y Cristianos en su conjunto. 19 son inmuebles, incluyendo entre ellos, el recinto amurallado de la ciudad, los diversos abrigos de la Sarga y su entorno, el sector antiguo de la ciudad, el Molinar, la Serreta, la torre de Barxell o el Puig, entre otros. También tenemos el Bien mueble de la campana con inscripción gótica de la Ermita de Barxell.

 

La ciudad cuenta además de los 23 BICs, con una declaración de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO para las pinturas de arte rupestre de la Sarga que ahora ya son un bien público, patrimonio del pueblo de Alcoy. Las pinturas de la Sarga, situadas en una zona de gran valor ambiental en el relieve montañoso de la Serra dels Plans, fueron descubiertas en el verano de 1951 y, desde entonces, han estado a cargo del Museo Arqueológico Camilo Visedo Moltó. En diciembre de 1998 la UNESCO declaró el Arte Rupestre del Arco Mediterráneo Patrimonio de la Humanidad, y uno de los yacimientos escogidos para obtener esta máxima distinción mundial fue la Sarga (Alcoy), unas pinturas que son testigo de las sociedades que vivieron en el Alcoy prehistórico.